Ponchos

El PONCHO es una prenda tradicional de abrigo originaria de América. Desde siempre, el Poncho identifica a quien lo viste, a partir de los materiales, el diseño y el color que le dan a cada pieza un carácter personal. El poncho fue de uso generalizado por los pueblos originarios de toda América, y a partir del siglo XVIII comienza a ser usado por la sociedad Criolla Así, en el tiempo... El PONCHO pasa a ser un soporte de la identidad que se estaba forjando lentamente en estas remotas regiones. Según los escasos aportes documentales existentes al término PONCHO se lo puede considerar de origen QUECHUA (punchu) aunque también otra corriente lo identifica como proveniente de la lengua ARAUCANA. Si bien en esta lengua "Pontho " se le dice a la fresada, en Mapuzundungun al poncho se lo llama " Makuñ "; por lo que se acuerda que en esta geografía donde se hablaban estas lenguas, se localiza el origen del término.

Los ponchos, por ser una prenda pesada, fueron históricamente tejidos para los hombres, y en su diseño y colorido las mujeres plasmaban el carácter y el rango de quién lo vestía. Cada labor (diseño de la trama) está cargada de un significado, como así también los colores que se usan en su confección. Estos corresponden a las plantas utilizadas en el teñido de la lana existente en cada época del año en sus lugares de residencia; y en muchos casos también evocan una situación específica para la cual el poncho será vestido. Cada familia conoce unas labores determinadas que se transmiten a través de las generaciones y no es del todo común compartirlas con otras familias. Se dice que estos diseños fueron recibidos a través de los sueños (peuma) por los antepasados familiares y es por ello que lo toman como algo propio. Félix Luna: "El poncho es una prenda casi universal. Por su simpleza y su lógica, apareció espontáneamente un poco en todos lados.

Cuando Bs As era una aldea y las grandes ciudades quedaban hacia el norte, los Arribeños nos hacían llegar sus primeros ponchos." Los pueblos indígenas americanos utilizaron todo tipo de materiales en la confección de sus textiles. En la zona de los Andes, llamas, alpacas, guanacos y vicuñas facilitaron su pelo para abastecer a estas poblaciones en su producción de tejidos. Con la llegada de los españoles, estos trajeron el telar horizontal que se usa hoy en día en todas las provincias del Norte argentino. También importaron la "Rueca”, un aparejo mecánico que facilita y agiliza el hilado. Al principio los ponchos eran de vicuña, luego algodón, lana y seda. La oveja fue otro de los aportes del reino a la nueva América, y para el siglo XIX, en la mayoría de los telares tradicionales se tejía con esta Lana. El poncho viene de lejanos tiempos arqueológicos y al día de hoy en Latinoamérica y Argentina sigue vigente. No es una moda, no es jactancia, ni una extravagancia. Sirve porque abriga, protege y luce.

Técnica

Lana - Tinturas Naturales

Hecho a mano, con procedimientos y técnicas transmitidas de generación en generación, con materias primas locales y naturales.